Despiértate, niño (Discurso de cuna)

JT

 

Por Joaquín Trujillo Silva

 

Abogado. Investigador en Centro de Estudios Públicos (CEP). Académico en la Facultad de Derecho de la Universidad de Chile.

 

 

 

 

 

 

Despiértate, niño

(Discurso de cuna)

 

 

No te quedes dormido, niño

que puede madurar tu corazón,

hacerte como el rey puesto

al niño muerto

que va con su sombra de la mano.

No es fácil dormir entre altares

de dioses que no creen

en tu tristeza ni tu alegría.

 

Por eso,

quédate despierto

los ojos más abiertos

como el búho en su sabio contar,

Juega y escápate

al caos de la noche

donde todo está más claro

bajo el orden de la luna.

 

Y si gobiernan las nubes,

que te moje la lluvia

y te seque el alba

como a insectos verdes.

Y por sobre todo, en sueños o despierto,

grita,

grita tanto

para que nadie duerma

nunca más.

 

 

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: